EL MERCADO ASEGURADOR LATINOAMERICANO EN 2017

Autor: Servicio de Estudios de MAPFRE

Síntesis de conclusiones del informe:
Servicio de Estudios de MAPFRE
El mercado asegurador latinoamericano en 2017
Madrid, Fundación MAPFRE, septiembre 2018

La economía de América Latina recuperó el crecimiento en 2017 (1,3% del PIB) tras superar dos años de entorno recesivo, gracias a un mejor desempeño del precio de las materias primas y al comercio mundial, con unos mercados regionales e internos fortalecidos. Esta recuperación económica tuvo su reflejo en el crecimiento agregado de las primas del mercado asegurador, que mostraron un aumento del 8,6%, frente al 1,2% en 2016, con un comportamiento equilibrado entre los dos segmentos: el negocio de No Vida creció un 8,2% y el de Vida lo hizo en un 9%.

El volumen total de primas ascendió a 159.217 millones de dólares, el 54,6% de las cuales correspondieron a seguros No Vida, y el 45,4% restante a seguros de Vida (véase Gráfica 1).

La recuperación económica vivida en 2017 ha favorecido al desarrollo del mercado asegurador, que ha vuelto a su senda de recuperación en el crecimiento de la cuota del mercado mundial, situándose en el 3,4% de las primas de seguros globales (2,9% del negocio de Vida y 4% del negocio de No Vida), todavía muy lejos de la cuota de los grandes mercados regionales más desarrollados, lo que es un buen indicador del potencial del mercado de esta región.

Destaca la notable mejoría del negocio de No Vida en 2017, derivada del buen comportamiento económico y mayor capacidad de consumo de hogares y empresas de la región. Automóviles, tuvo un incremento del 9,3%, que contrasta con la contracción sufrida en 2016 del -4,9%. La mayor parte de los mercados experimentaron crecimientos positivos, medido en términos reales en sus respectivas monedas (véase Gráfica 2).

El resultado neto agregado del mercado asegurador latinoamericano se situó en 8.828 millones de dólares en 2017. Todos los países presentaron resultados netos positivos, si bien el resultado agregado para el mercado latinoamericano en 2017 (excluyendo Panamá) se redujo un 18,7% respecto al año anterior. Decrecieron los beneficios en dólares respecto al año previo en Argentina, Brasil, El Salvador, Honduras, Perú y Venezuela, mientras que en el resto de los países experimentaron crecimientos.

Al revisar las tendencias estructurales de la industria del seguro en América Latina en el periodo 2007-2017 se observa que los mercados aseguradores de la región han mostrado un crecimiento positivo y equilibrado en los últimos años. En ese período la Brecha de Protección del Seguro (BPS), que representa la diferencia entre la cobertura de seguros óptima y la que efectivamente se ha adquirido, se ha ido cerrando a lo largo de la última década si la medimos en términos relativos, como múltiplo del mercado real de seguros (véase Gráfica 3).

En 2017 el índice de penetración (primas/PIB) se mantuvo en niveles similares al año anterior (2,9%), tanto en el ramo Vida (que repite el 1,3%) como en el ramo de No Vida (1,6%). De manera agregada, a lo largo de la pasada década la penetración total en la región se elevó un 27,8%, con un crecimiento acumulado del 58,7% en Vida y del 10,1% en No Vida.

El índice de densidad (primas/población) creció un 65,1% en el periodo de referencia, hasta alcanzar los 259,5 dólares, aunque tuvo comportamientos distintos en el segmento de Vida, que creció el 104,9%, y en el de No Vida, con un crecimiento acumulado del 42,1%. No obstante, la mayor parte del gasto por persona en seguros sigue estando concentrada en el segmento de No Vida (141,7 dólares).

Por último, el índice de profundización, que mide la relación entre las primas de los seguros de Vida respecto de las primas totales, se situó en 45,4% en 2017, con un crecimiento acumulado del 24,1% en el periodo analizado. Puerto Rico y Chile lideran los índices de penetración y densidad, mientras que Brasil y Chile hacen lo propio en el índice de profundización. En el caso de Puerto Rico se explica porque las primas de seguros incluyen el importe de las primas de Salud, que son gestionados por el sector privado y sufragados con presupuestos por el gobierno (véase Gráfica 4).

En consecuencia, el Índice de Evolución del Mercado (IEM) para el sector asegurador en América Latina (indicador de la tendencia y madurez de los mercados de seguros) muestra avances anuales sostenidos a lo largo de la última década. Esta clara tendencia ascendente que el sector ha mostrado en el periodo 2005 a 2017 confirma, una vez más, la ruta de crecimiento positivo y equilibrado que viene mostrando el mercado asegurador latinoamericano.

Finalmente, destacar que 2017 ha sido un año que ha permitido confirmar la fortaleza del sector asegurador latinoamericano, así como su capacidad para enfrentar las consecuencias de eventos catastróficos de gran impacto. Diversos países de la región se enfrentaron a catástrofes naturales que causaron importantes daños personales y patrimoniales como los huracanes Harvey, Irma y María en el Caribe, los terremotos de Chiapas y Puebla en México o el fenómeno del “Niño Costero” en Perú. Sin embargo, también se puso de manifiesto el alto nivel de sub-aseguramiento o Brecha de Protección de Seguros (BPS) para los riesgos catastróficos, quedando una gran parte de daños sin asegurar.

El análisis completo puede encontrarse en el informe El mercado asegurador latinoamericano en 2017, elaborado por el Servicio de Estudios de MAPFRE y que se encuentra disponible en el siguiente enlace:

DESCARGAR INFORME COMPLETO (6,7 MB)
2019-09-06T11:10:10+00:00